César Millán, educa al humano y luego al perro